Nanushka

Este proyecto consistió en la rehabilitación de un edificio protegido de grado II en Mayfair, Londres.

Construida en 1770, esta casa adosada catalogada de Grado II fue en su día sede de la renombrada Galería de Arte Lefevre. Está situado en el corazón del Área de Conservación de Mayfair y alberga abundantes elementos originales, como cornisas de modillones y chimeneas ornamentadas de arquitrabe rococó.

Una parte fundamental de las instrucciones para este proyecto era conservar y restaurar tanto carácter como fuera posible, y al mismo tiempo hacer que funcionara como una serie de espacios comerciales funcionales. Desde las chimeneas de mármol hasta las columnas neoclásicas, todos los elementos se protegieron cuidadosamente durante las obras y se hizo hincapié en realzar el tejido del edificio en lugar de ocultarlo.

El diseño de la tienda se mantiene fiel al contexto, la ubicación y la historia del edificio, y sigue la estética de la tienda insignia de Nanushka en Budapest. El parquet de roble se cortó a mano in situ y todos los detalles de madera son recuperados o de origen sostenible.

El uso sensible de la iluminación, el mobiliario y los materiales de lujo crean una sensación cálida y acogedora en los espacios públicos, que se repite en todo el edificio.

En la planta baja hay un patio ajardinado y un invernadero inundado de luz natural que alberga una cafetería contemporánea, cuyo mostrador se inspiró en una de las chimeneas originales.

Los expositores de mirto y los espejos de la planta baja dan la ilusión de entrar en un vestidor de una residencia de lujo, y la primera planta se imagina como una secuencia de salones, con mesas hechas a medida, sofás, espejos trípticos y tótems húngaros de madera.

Esta tienda fomenta el sentido de comunidad y es un paso importante en el crecimiento de la marca, ya que se convierte en el tercer buque insignia de Nanushka en todo el mundo.